A eso de las 19 horas del sábado, y en las inmediaciones de la Plaza de la Flores, la Comuna Parque volvió a recibir a algunos de los mejores expositores de los diversos viñedos del valle San Antonio-Leyda, en una exitosa edición de Vinos de Proa, actividad que ya se encuentra en su novena versión.

Esta exhibición presenta diversos vinos, los que tienen como característica principal el ser tallados por la brisa del Océano Pacífico y, por lo mismo, poseer sabores únicos e irrepetibles.

La cata de vinos contó con alrededor de treinta personas, quienes se sentaron a probar diferentes cepas de los brebajes que llegaban uno a uno acompañados por diferentes elementos gastronómicos, los que fueron cocinados y preparados por chefs locales.

La novena edición de Vinos de Proa contó con la particularidad de entregar entre los catadores un pequeño formulario para llenar en las mesas de cata, donde se enumeraban diferentes características propias de los brebajes, tales como la vista, nariz, boca y terminando con un resumen del vino.

Mercedes Somalo, productora de este evento, comentó que “hemos crecido, la gente está opinando, hemos ido creando un público que aprecia los vinos y somos una región vitivinícola nueva. Las primeras cosechas son de hace quince años más o menos y hay que generar conciencia de lo que somos, porque tenemos los mejores blancos de Chile y tintos frescos, los que tienen que ser fundamentalmente asociados a comidas de mar y tierra. Entre raíces, patrimonio e innovación, hay harto que hacer. Vinos de Proa es la muestra más selecta de lo que es patrimonio gastronómico y etnológico nacional.”

Además, se refirió a lo maravilloso que es trabajar en conjunto con emprendedores gastronómicos de la zona, señalando que “algunos de ellos han evolucionado mucho, yo sé que hay un esfuerzo grande. Hemos sorprendido a mucha gente extranjera con las cosas simples, que es una identidad propia del territorio.”

Algunos de los viñedos que se hicieron presentes en la exposición y cata, fueron Casa Marín, Leyda, Ventisquero, Hacienda San Juan, Viña Chocalán, Casas de Bucalemu, Garcés Silva y Matetic.