PARQUE

El año 2002 la Municipalidad de Santo Domingo creó -mediante un Decreto Municipal- el Parque de la Naturaleza Humedal Río Maipo, con el fin de resguardar la biodiversidad presente en 40 hectáreas del humedal, aproximadamente, y promover su uso en forma responsable y sustentable.

Poco después de su creación, la Municipalidad suscribió un convenio de cooperación con la Pontificia Universidad Católica de Chile, específicamente con la Estación Costera de Investigaciones Marinas (ECIM), para mantener y potenciar el Parque. Bajo este convenio se construyó el primer mirador u observatorio de aves, siguiendo los lineamientos generales de la WWT (Wildfowl & Wetlands Trust del Reino Unido) para el diseño de este tipo de construcciones.

Desde entonces, numerosas organizaciones han realizado valiosos estudios y aportes para el humedal: la Universidad Santo Tomás realizó monitoreos periódicos en la zona del parque, contabilizando las aves durante las diferentes estaciones del año; Organic Andes organizó jornadas de limpieza al interior del parque, motivando a participar a la comunidad estudiantil y vecinal de Santo Domingo en la conservación del humedal y retiro de basura; la Unión de Ornitólogos de Chile organizó diversas jornadas de observación de aves.

Luego, en 2014, Fundación Mar Adentro y Fundación Cosmos se sumaron a la iniciativa de conservación del humedal. Firmaron un convenio de cooperación con la Municipalidad para trabajar juntos en el fortalecimiento institucional del Parque de la Naturaleza en conjunto con la comunidad local, y en el diseño de infraestructura necesaria para facilitar la protección del ecosistema y la recreación de sus visitantes. Ejemplo de ello fue la construcción del centro de visitantes del Parque de la Naturaleza y la conformación del cuerpo permanente de guardaparques. La Municipalidad y las Fundaciones han dispuesto de un plan de acción y manejo sustentable para potenciar las actividades de recreación, turismo especializado en observación de aves, investigación y educación científica al interior del parque, basado siempre en la conservación de la integridad ecológica y la gestión local de este humedal costero.

HUMEDAL

Tal como los bosques son los pulmones del planeta, los humedales se consideran sus riñones. Participan en el ciclo del agua y son capaces de depurarla gracias a que su vegetación elimina sustancias tóxicas provenientes de plaguicidas, derrames industriales y actividades mineras. Son lugares de gran importancia no sólo por ser el hogar de una rica diversidad biológica de especies vegetales y animales -aves, mamíferos, reptiles, anfibios, peces e invertebrados-, sino que también por los servicios ecosistémicos que cumplen. Algunos de ellos son la regulación del ciclo del agua y del clima; la generación de recursos hídricos para el abastecimiento de agua dulce, generación de alimentos, la formación de zonas de uso para actividades humanas como el turismo y la pesca sustentable, y el control de sequías e inundaciones como las ocurridas por marejadas y aumento del nivel del mar.

Los humedales son considerados los ambientes que mayor número de especies albergan en relación a su tamaño, lo que los hace indispensables para la conservación de la diversidad biológica.

En Chile existen más de 30 mil humedales con variados niveles de protección ambiental, incluidos los Sitios Ramsar, Reservas Naturales y/o Santuarios de la Naturaleza. Sin embargo, la mayoría de ellos carecen de protección legal que les ayude a enfrentar los factores que amenazan su conservación en el tiempo.

Para más información, visitar www.humedalriomaipo.cl / fono: 957448403  / email: contacto@humedalriomaipo.cl