A lo largo de todo el territorio de Santo Domingo existen 10 puntos de reciclaje, tanto en el área urbana como rural, donde se pueden dejar desechos de cartón, botellas, vidrios, pilas, entre otros. Sin embargo, hasta el momento había dos elementos que no eran reciclados: las colillas de cigarro y el aceite de uso doméstico (el que se usa para freir).
“Estamos integrando dos productos altamente contaminantes a nuestro plan de reciclaje comunal. Con esto no solamente marcamos liderazgo en la materia, sino que también es una señal a la respuesta que hemos tenido de nuestros vecinos que cada día aumentan las tasas de reciclaje, mostrando su compromiso y responsabilidad como ciudadanos con el planeta”, declaró el alcalde Fernando Rodríguez.
A través de la empresa Imeko las colillas de cigarro, pocas veces reconocidas como un desecho plástico no biodegradable y de alta toxicidad, serán transformadas en productos innovadores y reciclables.
Por su parte la empresa Rendering reciclará el aceite doméstico agotado (de frituras) para luego de un proceso ser exportado y transformado en biodiésel.
“Un litro de aceite puede contaminar más de mil litros de agua. Es por eso que es importante ir avanzando en materia de reciclaje y la firma de estos dos convenios, de colillas y aceite, es una tremenda iniciativa por parte del municipio de Santo Domingo”, comentó la seremi Victoria Gazmuri.
Tanto la autoridad regional como el alcalde de Santo Domingo valoraron el trabajo en conjunto que han venido realizando durante los últimos años y que ha permitido grandes avances en la comuna en materia ambiental.